Pensión de viudedad: Requisitos y condiciones

Pensión de Viudedad

Pensión de viudedad¿Qué es la pensión de viudedad? La prestación por muerte y supervivencia del Instituto Nacional de la Seguridad Social, también conocida como pensión de viudedad, es de carácter vitalicio y está destinada a aquellas personas que han tenido un vínculo matrimonial, o de pareja de hecho, con una persona fallecida, que con anterioridad había cotizado durante el tiempo mínimo establecido legalmente. Está pensión se incluye dentro de la acción protectora del Régimen General y de los Regímenes Especiales que integran el Sistema de la Seguridad Social. Dentro de las prestaciones denominadas por muerte y supervivencia, tiene especial relevancia la de viudedad.

Requisitos para solicitar la pensión de viudedad

¿Cuáles son los requisitos debe tener el cónyuge o pareja de hecho que sobreviva para que pueda acceder a la pensión por viudedad?

1.- Si está en alta o situación asimilada en el momento del fallecimiento: ha de tener cubierto un período de cotización de 500 días dentro de los 5 años anteriores al hecho causante

2.- En caso de accidente, o enfermedad profesional, no requieren ningún período de cotización.

3.-Si no está en alta o situación asimilada: ha de tener cubierto un período de cotización de 15 años.

Los beneficiarios tienen derecho a la pensión de viudedad, con carácter vitalicio el cónyuge o ex-cónyuge del fallecido (con independencia del sexo de los contrayentes), así como los sobrevivientes de una pareja de hecho. Si el fallecimiento deriva de enfermedad común, se requiere que el matrimonio se hubiera celebrado con un año de antelación como mínimo a la fecha del fallecimiento o, que tengan hijos en común. En el caso de que el fallecimiento ocurre antes del año, o no se acredita el período de convivencia, y no se tienen hijos comunes se tiene derecho a una prestación temporal.

También son beneficiarios de la pensión de viudedad quien se encuentre unido formando una pareja de hecho, que acrediten una serie de requisitos, como que la inscripción o formalización del documento público que acredite la pareja de hecho se haya producido con una antelación mínima de 2 años con respecto a la fecha del fallecimiento del causante.
En aquellos casos en los que hay una separación o divorcio, la pensión de viudedad corresponde a quien sea o haya sido cónyuge legítimo. Las condiciones para que el cónyuge separado o divorciado pueda acceder a la pensión de viudedad son:

  • No haber contraído nuevas nupcias, ni constituido pareja de hecho.
  • Ser acreedor de pensión compensatoria, por separación o divorcio, y que dicha pensión se extinga por el fallecimiento del causante.

Si como consecuencia del divorcio existen varios beneficiarios con derecho a pensión, se reconoce en cuantía proporcional al tiempo vivido con el cónyuge fallecido, garantizándose, en todo caso, el 40% a favor del cónyuge superviviente en el momento del fallecimiento.
¿Cuál es la cuantía que recibirá el/la solicitante? La base reguladora de la pensión de viudedad se determina según la situación de activo o pensionista del causante de la pensión en el momento del fallecimiento.

Si el fallecido se encontraba en activo o situación asimilada al alta, se calcula según sea la causa del fallecimiento:

Contingencias comunes, la base reguladora es la media de las bases de cotización durante un período de 24 meses naturales, elegidos por el beneficiario dentro de los 15 años inmediatamente anteriores al mes previo al hecho causante. Accidente de trabajo o enfermedad profesional, la base reguladora se determina sobre los salarios realmente percibidos el año anterior (con inclusión de horas extraordinarias).

Pensionistas, según el tipo de prestación varía la base reguladora.

Para calcular la cuantía de la pensión vitalicia de viudedad sobre la base reguladora se aplica el porcentaje que corresponda:
De forma general, el 52% de la base reguladora correspondiente al causante.

De forma excepcional, el porcentaje es del 70% si se reúnen todos los requisitos siguientes:

  1. El pensionista tiene cargas familiares, es decir, hijos menores de 26 años o mayores incapacitados, o menores acogidos, cuando los rendimientos de la unidad familiar, incluido el pensionista, dividida entre el número de miembros no supere, en cómputo anual, el 75% del salario mínimo excluida la parte proporcional de pagas extraordinarias.
  2. La pensión de viudedad constituye la principal o única fuente de ingresos del pensionista: cuando el importe anual de la misma represente, como mínimo el 50% del total de los ingresos en cómputo anual, teniendo en cuenta, en su caso, los complementos por mínimos que correspondan.
  3. Los rendimientos anuales del mismo no superan la cantidad resultante de sumar al límite que, en cada ejercicio económico esté previsto para el reconocimiento de complementos por mínimos.

La cuantía mínima anual para 2015 según la edad y circunstancias de sus titulares es de:

€/mes €/año
Titular con cargas familiares 733,80 10.273,20
Titular con 65 años o discapacidad igual o superior al 65%* 634,50 8.883,00
Titular entre 60 y 64 años 593,50 8.309,00
Titular menor de 60 años 480,30 6.724,20

La pensión de viudedad es compatible con cualquier renta de trabajo o con la pensión de vejez o incapacidad permanente del beneficiario.

Es incompatible con el reconocimiento de otra pensión de viudedad en cualquier régimen de Seguridad Social, salvo que las cotizaciones acreditadas en cada uno de los regímenes se superpongan, al menos, durante 15 años.

EXTINCIÓN DE LA PENSIÓN DE VIUEDAD

La pensión de viudedad se extingue por las siguientes causas:

Contraer nuevo matrimonio o constituir pareja de hecho, salvo:

  1. Que sea mayor de 61 años o menor de dicha edad si tiene reconocida una pensión de incapacidad permanente absoluta o de gran invalidez, o acrediten una discapacidad igual o superior al 65%.
  2. Constituir la pensión o pensiones de viudedad percibidas por el pensionista la principal o única fuente de rendimientos,
  3. Tener el matrimonio unos ingresos anuales, de cualquier naturaleza, incluida la pensión o pensiones de viudedad, que no superen 2 veces el salario mínimo vigente, en cómputo anual.

Para cualquier duda, en TRAMIA contamos con un equipo de profesionales que podrán atenderle ante cualquier duda que se le plantee a la hora de tramitar este tipo de gestiones. No olvide que podemos realizar dicho trámite de manera totalmente online sin salir de nuestro despacho en tan sólo unos minutos.

En Tramia.es nos ocupamos de todo por ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *